body para bebe

Hola, guapas:

En COQUETA imaginamos que las que ya habéis sido madres en más de una ocasión valoráis especialmente cómo hay prendas que, más que por mera finalidad estética, se usan para aislar a nuestros pequeños y pequeñas de otras menos flexibles y suaves, pues su delicada piel les hace especialmente sensibles a todo lo que no les haga sentir entre algodones. Podemos recordar que hasta en las clínicas se han percatado de ello, pues, en estos últimos años, han sustituido, por géneros cercanos a gasas de usar y tirar, aquella especie de pijamitas para recién nacidos de tiesas telas, que eran las mismas que para cualquier enfermo ¡Con razón los sacábamos de la clínica llenos de rojeces, deseando verlos entre algodones!

Pues bien, en nuestro blog hoy vamos en la búsqueda de las condiciones y posibilidades que permite una prenda indispensable para nuestros pequeños y pequeñas, desde hace años, el body infantil, ese aparente complemento al que, en muchas ocasiones, no se le da la importancia que requiere, sobre todo, por ser considerado dentro del grupo de la llamada “ropa interior”, junto a polainas, calcetines, leotardos y algunas prendas más.

¿Pero cuándo surge realmente el body? Os preguntaréis… Cuando surge la necesidad de cuidar la piel con un tejido especial, en niños y mayores. El hecho de que esta prenda esté especialmente diseñada para entrar en contacto con el cuerpo se debe a un zoológo y fisiólogo, Gustav Jaeger, que planteó, ya en el siglo XIX, la necesidad de buscar un tejido que tuviese afinidad con la piel humana, siendo la lana animal la elegida para, años después, aplicar este género a una nueva pieza de confección que cubría hasta las rodillas, sustituyendo otras prendas interiores…y de ahí hasta hoy, pasando por el body de niño y niña, de algodón, con sisa americana y abotonadura fácil en la entrepierna, de la casa francesa Petit Bateau, inspirado en los uniformes del ejército americano, por la facilidad en su utilización.

¿CÓMO ELEGIR UN BODY PARA BEBÉ? Elegir una prenda tan aparentemente sencilla requiere de ciertas consideraciones.

5 TIPS PARA ELEGIR EL BODY DE VUESTRO BEBÉ:

1-ES IMPORTANTE ELEGIR POR DÓNDE VESTIR ESE BODY QUE NOS LLEVA DE CABEZA

Además de las obligadas aberturas de la entrepierna, que nos permiten cambiar el pañal a nuestros pequeños, incluso si están dormidos, los primeros meses es importante tener en cuenta la CONFECCIÓN DEL BODY y seleccionar un body cruzado, que se abra a la altura del pecho, pues así evitaremos tener que vestir a nuestro bebé por la cabeza, que todavía está blandita, por lo que tendremos que esperar, tanto a que se le cierren las fontanelas, como a que nuestro bebé mantenga el cuello erguido. En estos casos, pasados unos meses, ya podremos vestir a nuestro bebé por la cabeza, siempre con corchetes, clips, botones blandos o cualquier cierre a la altura del hombro, aunque puede seguir siendo algo incómodo al retirar el body por la cabeza, si todavía es un bebé y se ha ensuciado más allá del pañal. Nuestro peque nos lo agradecerá, os lo aseguro.

2-NI ANCHO NI ESTRECHO, NI LARGO NI CORTO…EL BODY EN SU JUSTO MEDIO

Salvo casos excepcionales, como el de los bebés prematuros, LA TALLA DEL BODY no se ha de corresponder exactamente con los meses que el bebé tiene, pues, debido a que los niños crecen como la espuma, esta rapidez puede impedir que el body, que hace tan solo unos días le venía perfecto, le quede demasiado ajustado…y un body ajustado es como una cadena para un bebé, pues no le permite la libertad de movimientos que necesita. Es por todo esto que intentaremos evitar la talla 0 para los recién nacidos, para que el body le quede algo holgado, aunque no podemos pretender tampoco que una talla excesiva les quede bien, pues ni les ayudaría a sujetar el pañal, ni se les adaptaría al cuerpo como toda ropa interior merece. Lo mejor para comprar el primer body es esperar a saber al tamaño del bebé en el último mes de embarazo. En los sucesivos meses y los primeros años, los percentiles en el crecimiento del niño nos darán pistas para elegir talla según altura y peso.

3- LLEVARLOS ENTRE ALGODONES LES TRANSMITE CALIDEZ Y TERNURA

¿Podéis imaginar cómo se puede sentir un bebé cuando sale del vientre materno? No debemos olvidar que nuestro pequeño ha estado durante mucho tiempo calentito dentro de este, sensación que recupera entre los brazos de los adultos y que necesita sentir a cada instante; por eso los TEJIDOS DEL BODY han de ser cuanto más naturales mejor, así como sensibles con la piel de nuestro pequeño o pequeña, de algodón orgánico suave, a poder ser de lana de algodón en invierno (que, a ser posible, pueda lavarse, como mínimo, a 40 grados) y algodón 100% en época de menos calor, para que transpire. ¡De llevarlos entre algodones se trata! ¿No creéis?

4-Y SI DE MANGAS Y CUELLOS SE TRATA, NUESTRO PEQUEÑO ES EL QUE DECIDE, SIN SABERLO

La elección de MANGAS Y CUELLOS DEL BODY depende, más de lo que creemos, de la percepción que tiene nuestro pequeño o pequeña acerca del entorno ¿O es que acaso no hay bebés y niños que se agobian más con ropa interior de manga larga o con cuello? Tenéis que pensar que, por mucho que nos guste sacar un cuellecito con pequeños festones sobre un jersey en épocas menos cálidas, quizás este pueda agobiar a un niño caluroso, al igual que con una manga demasiado larga y/o ajustada algunos pequeños se sienten más agobiados que otros; eso sin contar factores externos como la calefacción de las casas. Por ello, no dudéis en observar sus reacciones cuando los vestís o desvestís, si son más o menos calurosos, así como todas sus sensaciones ante las prendas que les vamos poniendo cada día.

 

bebe body

5- ¿EL BODY LISO, ESTAMPADO O AMBOS? LA ESTACIÓN ES LA QUE MANDA

 

¿Qué ESTILO o COLOR DEL BODY es el más indicado? Os preguntaréis también…Pues eso depende mucho de la estación del año y de la función que le demos al body: generalmente, en épocas más frías, este se suele usar solo como ropa interior, por lo que es preferible un body básico, blanco, liso y sencillo; sin embargo, en épocas más cálidas, los bodies , de manga corta o de tirantes, de colores, de rayas, bordados, e incluso los estampados, permiten que el niño, si todavía es un bebé, quede vestido cuando le despojamos, capa a capa (con la llamada técnica de la “alcachofa”), de las prendas superiores; si ya no lo es tanto, podemos combinar los bodies con pantalones, pichis, bermudas, falditas e incluso graciosos petos…¡Están para comérselos!

En MODA INFANTIL COQUETA esperamos que con estos tips no os queden dudas acerca de la elección del body adecuado, aunque, con todo, si estas os vienen a la cabeza, no olvidéis seguir siempre las palabras del filósofo italiano Mirko Badiale:

“SOBRE CADA NIÑO SE DEBERÍA PONER UN CARTEL QUE DIJERA: TRATAR CON CUIDADO. CONTIENE SUEÑOS.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.